Cómo usar los pañuelos para sumar estilo y elegancia

Este accesorio se convirtió en una pieza clave para realzar cualquier look. Las expertas en imagen le explicaron a Infobae cómo incorporarlo.

Solo tiempo atrás, eran utilizados para protección y abrigo por hombres y mujeres. Sin embargo, con el tiempo, han dado un giro de 360° y hoy son accesorios que no puede faltar en ningún placard, y más aún después de los 50. Los pañuelos están de moda.

“La importancia de estar atentos a las tendencias es renovarse y reinventarse. Sentirse bellas, bellos y elegantes con algún detalle”, aseguró Gabriela Gurmendi, Asesora de Imagen y moda de “Be your Best”.

Pero no siempre se trata de adquirir prendas o accesorios nuevos. “Tal vez ya los tenemos y el tema es cómo lo combinamos o los llevamos según las tendencias del momento”, explicó Gurmendi. Y puntualizó: “A partir de los 50, uno debe invertir en calidad y no en cantidad. Tener armado un fondo de armario que sea práctico y funcional a nuestro estilo de vida”.

Según la experta en moda, sumar tendencias es ideal para potenciar nuestro estilo: “siempre potencia, aporta frescura y elegancia”. En esa línea, enfatizó que el pañuelo se ha vuelto un accesorio imprescindible: “Estos últimos meses es tendencia absoluta, el pañuelo siempre está vigente porque realza cualquier look”.

“Todo accesorio da cuenta del estilo que uno tiene, de las preferencias, de qué nos representa”, expresó Laura Malpeli a Infobae, directora de Styletto. Entonces, a partir de los 50 y en todo momento, “la idea es ir revisando a ver si el estilo que tenemos es el mismo, si nos sigue agradando lo mismo y que ese accesorio sea una representación de justamente quienes somos, para que la imagen sea la narración de nuestra identidad”.

En relación a los pañuelos, Malpeli estuvo de acuerdo en que se trata de un accesorio imprescindible: “Vos podes tener el atuendo más básico del mundo y ya con el pañuelo le das un toque especial”. Además, especificó, se pueden incorporar colores, formas y tendencias para representar una imagen vigente.

En esta línea, es un accesorio que se utiliza todo el año y es elegido por personas de todos los géneros. Existe gran variedad de materiales para confeccionarlos, que permitirán su clasificación como formales o informales, dependiendo cómo estén confeccionados y sus detalles. Hay infinidad de colores y estilos: lisos, estampados, con logos.

¿De qué modos usar el pañuelo después de los 50?

Gurmendi aseguró que se pueden lucir de muy distintas maneras: en la cabeza, en peinados, en el cuello, anudado en la cartera o cubriendo el asa en su totalidad, como cinturón, en la muñeca y en el tobillo. Y los pañuelos más grandes incluso pueden utilizarse como top o blusa.

“También hay maneras más retro, románticas o modernas de llevarlo. Hay que elegir según el estilo de cada persona. En el cinturón y muñeca, es más canchero y actual; en la cabeza y cuello, es más retro. En la cartera, representa elegancia”, detalló Gurmendi.

Laura Malpeli expresó que lo importante es que el accesorio sea una herramienta para destacar a la persona, su estilo y esencia. En esta línea, reveló algunos tips a Infobae, para el momento de elegir el pañuelo indicado:

1. Elección del lugar donde lucir el pañuelo

“El pañuelo como todo accesorio, y más si tiene colores y formas, va a llevar todas las miradas a la parte del cuerpo en la que esté colocado. Entonces si preferís destacar la zona de la cadera, podés elegir usar un pañuelo allí como cinturón o un pañuelo como si fuera una pulsera y que cuando tengas los brazos al costado se marque esa zona. Hay que tratar de evitarlos en las partes que no tengas ganas de destacar o llevar todas las miradas hacia esa zona puntual”, expresó.

2. Tamaño del pañuelo

“Hay que tener en cuenta que esté en armonía con estilo y contextura. Una persona petite o de contextura pequeña no debería elegir un pañuelo demasiado grande o realizar un anudado grueso porque eso va a quitar armonía respecto a la imagen que está proyectando. En cambio, una persona alta o de contextura más grande no debería elegir un pañuelo con un nudo muy angosto ya que se va a ver desproporcionado. Hay que guardar relación con la estatura y contextura de quien lo lleva”, dijo.

3. Color del pañuelo

“Con el paso de los años, muchas veces se modifica el tema del cabello. En ocasiones, se aclara, se incorporan iluminaciones o se usan tonos más cálidos que tienden a no endurecer tanto las facciones y contribuyen a dar imagen más jovial. Entonces, hay que tener en cuenta que si el pañuelo lo usamos en el cuello o cabello, cerca del rostro, es necesario tener en cuenta el color, para que no de sensación de cansancio ni nos quite protagonismo”, agregó Malpeli.

4. Nivel de refinamiento

“Es importante que el pañuelo tenga un grado de refinamiento similar al resto del atuendo. Si vas a vestirte con prendas formales con determinadas texturas y detalles, deberías elegir un pañuelo que no sea demasiado informal porque quita armonía y coherencia a la imagen que proyectás”, sostuvo la especialista

5. Estampa

“Elegila para que represente tu estilo. Del mismo modo que ocurre con el tamaño del pañuelo y con la forma de anudarlo, la estampa debe guardar proporción con tu contextura. Fijate si cuando usás ese pañuelo, la estampa te quita protagonismo o se ve muy grande o pequeña en relación a vos. Si es alguno de esos casos, será mejor optar por un estampado de otro tamaño que dará más armonía a tu imagen”, finalizó.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
No se encontro al autor