“Las mujeres no debemos dudar nunca de nuestras aptitudes”

Maria Noel Oliva es la primer Bioingeniera matriculada de La Rioja, su objetivo es poder ayudar a mejorar la calidad de vida de otras personas. Con su emprendimiento profesional, hoy ella es parte de esta historia en tiempos de pandemia, y busca progresar hacia nuevas formas de aplicación de sus conocimientos.

Es una de las jóvenes riojanas que tuvo que ir a estudiar a otra provincia, y con el título de Bioingeniera, de la Universidad Nacional de San Juan, volvió a su provincia a brindar su conocimiento. Un poco influida por el amor a la medicina, heredado de su abuelo, y con una cardiopatía congénita que la llevo a transitar el camino como paciente, maridó la salud y la tecnología.

Pero, ¿qué es la bioingeniería?

Oliva nos cuenta que es una de las carreras más jóvenes que estudia y aplica principios y métodos de las ciencias exactas y de la ingeniería para solucionar problemas de las ciencias biológicas y médicas. Tratando de descubrir los nuevos fenómenos de los procesos biológicos vinculados a las herramientas tecnológicas, como por ejemplo un proyecto de protésis y ortesis; neurotransmisores e impresiones 3D

¿Para qué sirve?

La Bioingeniería hace uso de las herramientas de la ingeniería para entender, modificar y controlar sistemas biológicos como el diseño y desarrollo de productos que puedan monitorear funciones fisiológicas y asistir en el diagnóstico y tratamiento de pacientes. 

Por ejemplo con las impresiones 3D, además de prótesis se está investigando y ensayando con la impresión de órganos, o más bien de células que puedan usarse para quienes necesiten un trasplante. 

La diferencia es el tipo de impresora, para una prótesis o un hueso a reemplazar, se usa una máquina que imprime capa por capa hasta llegar al modelo deseado. En cambio para las células se usa una que se conoce como BIOPRONT o BIOCOMPATIBLE donde no se utiliza filamentos ni resinas sino que se usa cultivos de células para crear pequeñas formaciones de células o tejidos.

¿En qué estás trabajando actualmente?

Hoy tengo un emprendimiento que dedico a la impresión 3D con el uso de material biocompatible y certificado, para generar las diferentes ortesis y prótesis.  Por ejemplo se trabaja con material como el FDM y la resina. Hoy, estoy con la realización de los hisopos nasofaríngeos para la detección de COVID-19. La resina con la que se trabaja en estos hisopos es no psicotóxica, no es sensible, es biocompatible con mucososa nasofaríngeo. 

Además, estuve realizando modelos réplicas de estructuras anatómicas (o biomodelos), como tráqueas, cráneos, columnas y otras similares. Esto se hacer a partir de una resonancia magnética o una tomografía, se puede imprimir en 3D el modelo de un cerebro por ejemplo, tal cual como está en el cuerpo del paciente, de esta manera el cirujano previamente puede tener en sus manos el detalle de lo que va a intervenir y planificar la cirugía, optimizando el tiempo, evitando que pueda haber alguna complicación y riesgo de infección en el paciente. Y en el caso de que se requiera una prótesis, entonces se puede saber con anticipación qué tipo, tamaño, material de esa prótesis se requiere; minimizando la posibilidad de más de una intervención porque se tiene una visualización antes de cirugía. 

¿Qué te motivó a seguir una carrera como la bioingeniería?

Tiene que ver con la historia familiar y personal, por un lado el amor a la medicina que tenía mi abuelo, por el otro que mi educación fue en una escuela técnica, en el ISAE (Instituto Superior Albert Eisntein), ambas cosas me apasionan. La medicina y la tecnología, creo que esta carrera fue la mejor opción para poder hacer lo que amo. 

Pero además, por mi patología; tengo una cardiopatía congénita, y de esta manera poder ayudar a que otros pacientes, como yo, puedan tener una solución. Hace un tiempo ubiqué al médico que me operó, él está en Brasil, y ví que trabaja con bioingenieros. Por ejemplo con lo de la restitución o supresión de válvulas, o usando los biomodelos para tratar a pacientitos con cardiopatías. Sería un honor para mí poder trabajar con él.

Maria Noel Oliva, obtuvo el premio “Domingo Faustino Sarmiento de Ciencia e Innovación” y el premio de la Cámara de Comercio Argentino-Británico al Liderazgo Sostenible en 2018. Trabaja en el área de Bionegeniería del Hospital de la Madre y el Niño de la provincia de La Rioja. 

Sobre el rol de la mujer en la ingeniería nos dice: “Las mujeres no debemos dudar nunca de nuestras aptitudes, a pesar de los obstáculos que la vida nos presenta. Nos cuesta el lugar pero solo tenemos que decidir y ser constantes para poder lograr el objetivo, porque podemos con todo”.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp