Se lanzó el “Programa de Investigación y Desarrollo en Cannabis”

Dicha iniciativa, impulsada por el Ministerio de Ciencia, aportará $250 millones para financiar propuestas que contribuyan a través de la investigación, el desarrollo y la innovación, a la construcción y aplicación de políticas públicas relacionadas con el cannabis medicinal y la industria del cáñamo. Del lanzamiento, participó la Red de Cannabis Medicinal (RACME) del CONICET, a través de su coordinadora Silvia Kochen.

El Ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación, Daniel Filmus junto a la Presidenta del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), Ana Franchi participaron de la presentación del “Programa de Investigación y Desarrollo en Cannabis”, convocatoria que ofrecerá $250 millones en financiamiento a proyectos en investigación y desarrollo en cannabis, el cáñamo y sus derivados para uso medicinal, terapéutico y paliativo, sus usos clínicos y/o industriales, y los aspectos sociales y culturales asociados.

El evento se realizó en el Centro Cultural de la Ciencia (C3) y contó con dos paneles, uno dedicado a la presentación del programa –a cargo del Ministro de Ciencia; la presidenta del CONICET; el Subsecretario de Coordinación Institucional, Pablo Nuñez y la investigadora del CONICET y la coordinadora de la Red de Cannabis Medicinal (RACME) del Consejo, Silvia Kochen– y otro dedicado a expertas y expertos en la temática, conformado por las diputadas Mara Brawer y Carolina Gaillard; la abogada Lucía Cámpora; el Gerente de Vinculación Tecnológica del CONICET, Sergio Romano y representantes de ONGs y de la sociedad civil.

La presidenta del CONICET, Ana Franchi celebró el Programa y todo el trabajo realizado para llegar a una ley perfectible. Respecto a su demora, detalló que “había prejuicios e ignorancia, no es que no había evidencia científica”. Y, en esta línea, destacó el rol del Estado y la importancia de poder seguir avanzando en la temática y su acceso para todos y todas: “Es un derecho humano poder acceder a una terapéutica. Y además representa una oportunidad para la industria con nuevas fuentes de trabajo”.

En la ocasión, el Ministro Filmus agradeció el trayecto que tanto el CONICET como las y los legisladores realizaron en la materia y manifestó: “Es un movimiento social el que puso este tema en agenda, y es el Estado el que tiene que llevarlo al alcance de todas y todos. La ciencia es la que legitima, sin ciencia no hay más que un debate desde el sentido común. Lo que viene a dar la ciencia son los argumentos científicos para poder legitimar estas demandas”.

Asimismo, aseguró que existen “cuatro elementos que consideramos fundamentales cada vez que pensamos en la inversión en ciencia y tecnología. En primer lugar, el resolver los problemas de la gente; en segundo lugar, resolver los temas del aparato productivo, porque se genera producción, trabajo y permite tener un país con mayor crecimiento y desarrollo. En tercer lugar, es muy importante generar federalismo en serio en la Argentina. Este es un tema económico pero también científico, que nos permitirá trabajar e investigar al mismo tiempo en distintos lugares. Y el cuarto elemento es la soberanía, la autonomía en la toma de decisiones contra los poderes establecidos”. Y finalizó: “Vamos a seguir trabajando y poner todo el esfuerzo para responder a estas demandas”.

A su turno, Silvia Kochen, remarcó la importancia del Programa e hizo hincapié en el apoyo de la gestión actual del CONICET para la conformación de la RACME. “Esta convocatoria responde a un pedido de financiamiento de la RACME. Esta construcción del conocimiento nos interpela y nos une para trabajar en un objetivo en común”.

Por último, Pablo Nuñez afirmó: “Este Programa surge de una demanda concreta de la sociedad civil, que viene trabajando hace mucho en esta temática. El Ministerio tiene entre sus objetivos dar respuesta a estas demandas, promoviendo el impacto local, provincial y nacional, de carácter federal, que permita, a su vez, generar nuevas oportunidades de empleo”.

El panel de expertas y expertos estuvo integrado por Darío Andrínolo, Investigador Independiente del CONICET (CCT La Plata); Carla Arizio, Investigadora del Instituto de Recursos Biológicos del INTA y responsable titular ante el Consejo Consultivo Honorario (CCH) de la Ley 27350; Daniel Sorlino, Ingeniero Agrónomo, especialista en cultivos industriales, integrante de GET-FAUBA; Valeria Salech, fundadora de la ONG Mamá Cultiva; Gabriela Calzolari, bióloga y fundadora de la Asociación Civil Ciencia Sativa; Marcelo Morante, Coordinador del Programa Nacional de los usos medicinales del Cannabis, del Ministerio de Salud de la Nación; y Sergio Romano, Gerente de Vinculación Tecnológica del CONICET.

Acerca del Programa
El “Programa de Investigación y Desarrollo en Cannabis” posee modalidad de ventanilla permanente. Su objetivo es promover proyectos de investigación y desarrollo (I+D) destinados a generar conocimientos y avances en torno a las propiedades de la planta de cannabis y sus derivados, sus usos clínicos y/o industriales, y los aspectos sociales y culturales asociados. De esta manera, se busca fortalecer e impulsar la creación de capacidades en el sistema científico y tecnológico que contribuyan al desarrollo e implementación de políticas públicas por parte de los gobiernos provinciales y municipales en la temática.

Los tipos de proyectos a financiar son:
A) Proyectos de investigación orientados:
Admite propuestas para la generación de conocimiento científico relacionado con los usos terapéuticos del cannabis y sus derivados, que redunden en mejores oportunidades para el desarrollo de esta disciplina a nivel nacional, provincial y municipal, y que contribuyan a la resolución de problemáticas, a partir de la innovación tecnológica, en un sentido amplio. Los proyectos podrán ser presentados por las instituciones del sistema científico y tecnológico que integren el Consejo Interinstitucional de Ciencia y Tecnología (CICyT). Los proyectos no podrán superar los $10 millones.

B) Proyectos asociativos entre el sistema científico y gobiernos nacionales, provinciales, municipios, organizaciones de la sociedad civil y ONGs:
Admite propuestas que vinculen a los organismos de referencia con el sistema científico en proyectos de investigación y desarrollo (I+D) que apoyen a instituciones públicas —en todos sus niveles—, organizaciones de la sociedad civil y ONGs, en la búsqueda de soluciones que requieran del conocimiento científico o el desarrollo tecnológico para su resolución. De este modo, se espera que impulsen el desarrollo local, regional y nacional en torno a la industria del cannabis y sus derivados. Los proyectos podrán ser presentados por, al menos, una institución con presencia en el Consejo Interinstitucional de Ciencia y Tecnología (CICyT) en asociación con gobiernos locales, provinciales o municipales, empresas nacionales con participación estatal mayoritaria, empresas del Estado, ONGs, y organizaciones de la sociedad civil. Se financiará hasta el 70% del monto total del proyecto. El monto máximo no podrá superar los $10 millones.

En ambas modalidades, los presupuestos deben ser estrictamente justificados en el plan de trabajo, en función de los requerimientos de la propuesta y ser fundamentados de acuerdo con las actividades a desarrollar. Por lo tanto, se solicita que los gastos y los fondos requeridos estén rigurosamente planificados.

Las consultas se efectúan por correo electrónico a proyectoscannabis@mincyt.gob.ar.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

La Rioja Digital

La Rioja Digital es un pequeño medio digital fundado en Junio de 2021 por un grupo de periodistas dispuestos a apostar por la información en tiempos de postverdad.